Translate

lunes, 27 de mayo de 2019

Sectas judías en los tiempos bíblicos

Sectas o partidos componían el judaísmo de los tiempos neotestamentarios. Estos eran: 

a.  Fariseos. Era la secta más grande y de mayor influencia en los tiempos del Nuevo Testamento. Su nombre se deriva del verbo hebreo parash, que significa “separar”. Eran los puritanos del judaísmo, y procuraban obedecer completamente a cada uno de los preceptos de la ley oral y escrita. Como grupo, tuvieron su origen poco después del tiempo de los macabeos, y ya por el año 135 A.C., se encontraban establecidos dentro del judaísmo. (1)
b.  Saduceos. Según la tradición los saduceos tomaron su nombre de Sadoc, que fue sumo sacerdote en los tiempos de David y Salomón. Los hijos de Sadoc constituyeron la jerarquía sacerdotal del tiempo de la cautividad (II Cr. 31:10; Ez. 40:46; 44:15; 48:11), y según parece, en los días de Cristo, el nombre persistía como denominación del partido sacerdotal. Eran menos numerosos que los fariseos, pero tenían el poder político. Eran el grupo gobernante en la vida civil del judaísmo bajo los Herodes. (2)
c.   Esenios. Poco se sabe de esa secta. Josefo la describe en su celebérrimo libro Guerras de los judíos. El significado de su nombre es incierto, pero estaba conectado, en alguna forma, con el sentido de la palabra hosios que, en griego, significa “santo”. A diferencia de los fariseos y saduceos, los esenios constituían una fraternidad ascética a la que podían entrar únicamente aquellos que estuvieran dispuestos a someterse a las rígidas reglas del grupo y a pasar por todas las ceremonias de iniciación. Se abstenían del casamiento, y renovaban sus filas por medio de la adopción o de la recepción de conversos. Vivian en comunidades donde tenían la propiedad en común, de modo que entre ellos no se distiguían ricos ni pobres. Se sostenían con el producto del trabajo manual. Comían frugalmente, y usaban ropas blancas, cuando no trabajaban. (3)
d.  Zelotes. Constituían un grupo fanáticamente nacionalista que abogaba por la violencia como medio para librarse de Roma. En la época del sitio de Jerusalén por Tito, formaban uno de los partidos que estaba dentro de la ciudad; las disensiones causadas por ellos contribuyeron decididamente a la caída de Jerusalén. Simón, uno de los discípulos de Jesús, había pertenecido al grupo de los zelotes como su nombre lo indica (Lc. 6:15; Hch. 1:13). (4) Es curioso pensar que Jesús llamó a un zelote como Simón a compartir el discipulado apostólico al lado de un publicano como Mateo. Las posiciones sociales de los dos les convertían en irreconciliables enemigos políticos. Ambos vivirían el resto de sus vidas compartiendo la causa común del evangelio. Ambos murieron en martirio por causa de la fe. De extremos tan disímiles de la vida les llamó el Señor Jesús.

Otras posiciones.


Hebraístas. Los hebraístas o “hebreos” se mencionan por Pablo, el cual era uno de ellos. “Circuncidado al octavo día, del linaje de Israel, de la tribu de Benjamín, hebreo de hebreos; en cuanto a la ley, fariseo…” (Fil. 3:5). Los hebreos eran aquellos judíos que retenían no solamente la fe religiosa del judaísmo, sino también el uso del lenguaje hebreo, o arameo y las costumbres hebreas. (5)
Helenistas. Un número grande de judíos habían absorbido la cultura grecorromana, y habían dejado de ser judíos, excepto en asuntos de fe. Hablaban griego o cualquiera que fuera la lengua de la tierra donde vivían, adoptaban las costumbres de sus vecinos. En su culto aparecían elementos sincréticos, como en una sinagoga de Dura-Europos, sobre el Éufrates, que contenía representaciones mitológicas en los mosaicos y en las pinturas de las paredes. (6)
La opinión de que los herodianos constituían un partido religioso reconocido por la literatura rabínica, como los boetosianos (de la familia de Boeto, cuya hija Mariamne fue una de las esposas de Herodes el Grande, y sus hijos fueron elevados al sumo sacerdocio por él) no tiene actualmente gran aceptación. (7)

__________________________



(1) Tenney, Merrill C. Nuestro Nuevo Testamento: Estudio panorámico del Nuevo TestamentoEdición revisada y aumentada. Grand Rapid. Michigan. Editorial Portavoz, 1989, pp. 136-146. 
(2) Ibíd.
(3) Ibíd.
(4) Ibíd.
(5) Ibíd.
(6) Ibíd.
(7) J. W. M. Artículo: “Herodianos”, Ed. F. F. Bruce. Nuevo Diccionario Bíblico Certeza. Barcelona-Buenos Aires-La Paz. Ediciones Certeza Unidas, 2003, p. 590.)

domingo, 19 de mayo de 2019

Apuntes para Isaías 36-39

Esta segunda división de Isaías, formada por los capítulos 36 al 39, difiere notoriamente de la anterior (caps. 1 al 35), y de la que sigue (caps. 40 al 66). El lenguaje cambia de la poesía a la prosa. Entre estas dos secciones se encuentra el interludio histórico de estos cuatro capítulos. Tratan sobre acontecimientos que tuvieron lugar en el año 701 aC., momento en que Asiria intenta someter a Judá.
El término Rabsaces, mencionado en Isaías 36:2, era un título y no un nombre de persona. Se usaba para designar a alguien enviado oficialmente por el rey de Asiria. Otro significado que se le ha dado a este nombre es el de “copero del rey”. En la composición de la palabra “Rab” significa “jefe” y “saces” que antes se creía significaba “copero”; hoy se sabe que viene de Saqú, que significa “ser grande”.[1]
En 36:6 el Rabsaces compara a Egipto con un “báculo de caña frágil”. Un báculo es un bastón alto, generalmente de madera, y con el extremo curvo. Estaba siendo descrito Egipto como un apoyo inútil para Israel.
Isaías 37:2, 3 afirma: “Y envió a Eliaquim mayordomo, a Sebna escriba y a los ancianos de los sacerdotes, cubiertos de cilicio, al profeta Isaías hijo de Amoz. Los cuales le dijeron: Así ha dicho Ezequías: Día de angustia, de reprensión y de blasfemia es este día; porque los hijos han llegado hasta el punto de nacer, y la que da a luz no tiene fuerzas”. En esta sentida metáfora se afirma que todo parece indicar hacia la muerte como única alternativa.
Estas son las palabras de Isaías, la grandiosa profecía que pronuncia en uno de los momentos más críticos de la historia. Aparecen en Isaías 37: 21-24; 32-35:

21. Entonces Isaías hijo de Amoz envió a decir a Ezequías: Así ha dicho Jehová Dios de Israel: Acerca de lo que me rogaste sobre Senaquerib rey de Asiria, 22: estas son las palabras que Jehová habló contra él: La virgen hija de Sion te menosprecia, te escarnece; detrás de ti mueve su cabeza la hija de Jerusalén.  23 ¿A quién vituperaste, y a quién blasfemaste? ¿Contra quién has alzado tu voz, y levantado tus ojos en alto? Contra el Santo de Israel.  24 Por mano de tus siervos has vituperado al Señor, y dijiste: Con la multitud de mis carros subiré a las alturas de los montes, a las laderas del Líbano; cortaré sus altos cedros, sus cipreses escogidos; llegaré hasta sus más elevadas cumbres, al bosque de sus feraces campos. (…) 32 Porque de Jerusalén saldrá un remanente, y del monte de Sion los que se salven. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto. 33 Por tanto, así dice Jehová acerca del rey de Asiria: No entrará en esta ciudad, ni arrojará saeta en ella; no vendrá delante de ella con escudo, ni levantará contra ella baluarte. 34 Por el camino que vino, volverá, y no entrará en esta ciudad, dice Jehová. 35 Porque yo ampararé a esta ciudad para salvarla, por amor de mí mismo, y por amor de David mi siervo. 

El epílogo de la historia lo escribió el ángel de Jehová: “Y salió el ángel de Jehová y mató a ciento ochenta y cinco mil en el campamento de los asirios; y cuando se levantaron por la mañana, he aquí que todo era cuerpos de muertos” (Is. 37:36). 




[1] Daniel Carro y col. Comentario Bíblico Mundo Hispano, Isaías, tomo X, El Paso, Texas, 1993, p. 121.

miércoles, 15 de mayo de 2019

Apuntes para Isaías 13-23

Esta importante sección del libro de Isaías recoge profecías relacionadas con once naciones vecinas de Israel:

1.      Babilonia
2.     Media-Persia
3.     Asiria
4.     Filistea
5.     Moab
6.     Damasco
7.      Etiopía
8.     Egipto
9.     Edom
10.  Arabia
11.   Tiro

En los días de Isaías, Asiria era la potencia que dominaba por excelencia el escenario político. Babilonia alcanzaría el cenit de su esplendor en 606 aC.; caería en 536 aC. El instrumento para su derrumbe serían los medas, que en el tiempo de Isaías era un pueblo poco conocido. Es notable, Isaías profetizó la caída de Babilonia cien años antes de que ésta surgiera como potencia mundial. La alta crítica, desde una perspectiva racionalista, asume que la escritura relacionada con el ascenso y caída de Babilonia no pudo nacer de Isaías; nótese, sin embargo, que Isaías 13:1 afirma: “Profecía sobre Babilonia, revelada a Isaías hijo de Amoz”.[1] A esta sección sigue el anuncio de un juicio universal en el capítulo 24, y una alabanza a Dios por su justicia divina que se extiende posteriormente desde 25:1 hasta 27:5.

BABILONIA


o   Ocupa dos partes en esta sección: 13:1-14:23 y 21:1-10.
o   Isaías 13:3: “Yo mandé a mis consagrados, asimismo llamé a mis valientes para mi ira, a los que se alegran con mi gloria”. 
¿Quiénes son los consagrados de 13:3?  Para muchos son los medos, de 13:17. Es la interpretación directa para fuentes como Charles C. Ryrie[2] y Daniel Carro y col.[3] Finnis Jenning Dake insiste en que, independientemente de que se defina como referencia inmediata a los medos, se tenga presente a los santos que regresarán con Cristo para vencer al Anticristo, toda vez que, con excepción de los vv. 17 y 18 el resto del capítulo se proyecta al futuro. Los “valientes” pueden ser los ángeles [“Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria (Mt. 25:31)]. Es notable el lenguaje que se lee en Isaías 13:5: “Vienen de lejana tierra, de lo postrero de los cielos, Jehová y los instrumentos de su ira, para destruir toda la tierra”.[4]

Está en armonía con:

Joel 2:1-11.

Zacarías 14:1-5:

1 He aquí, el día de Jehová viene, y en medio de ti serán repartidos tus despojos. 
2 Porque yo reuniré a todas las naciones para combatir contra Jerusalén; y la ciudad será tomada, y serán saqueadas las casas, y violadas las mujeres; y la mitad de la ciudad irá en cautiverio, mas el resto del pueblo no será cortado de la ciudad. 
3 Después saldrá Jehová y peleará con aquellas naciones, como peleó en el día de la batalla. 
4 Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está en frente de Jerusalén al oriente; y el monte de los Olivos se partirá por en medio, hacia el oriente y hacia el occidente, haciendo un valle muy grande; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el sur. 
5 Y huiréis al valle de los montes, porque el valle de los montes llegará hasta Azal; huiréis de la manera que huisteis por causa del terremoto en los días de Uzías rey de Judá; y vendrá Jehová mi Dios, y con él todos los santos. 

o   Isaías 14:12-17 y Ezequiel 28:11-19 son profecías en que corren paralelas las descripciones del rey de Babilonia en Isaías y el rey de Tiro en Ezequiel con la descripción de la caída de Lucifer, devenido en Satanás.

Isaías 14:12: “¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones”. Ver paralelo en: Lucas 10:18: “Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo”.

Ezequiel 28: 19: “Todos los que te conocieron de entre los pueblos se maravillarán sobre ti; espanto serás, y para siempre dejarás de ser”.

o   Isaías 21:5: “Ponen la mesa, extienden tapices; comen, beben. ¡Levantaos, oh príncipes, ungid el escudo!” Los escudos se ungían para evitar que el cuero se rasgara.[5] 

MEDIA-PERSIA


o   Isaías 21:2: “Visión dura me ha sido mostrada. El prevaricador prevarica, y el destructor destruye. Sube, oh Elam; sitia, oh Media. Todo su gemido hice cesar”.  Elam fue hijo de Sem (Gn. 10:22). Elam es Persia, al este del Éufrates y del Golfo Pérsico.[6]

ASIRIA


o   Isaías 14: 24-27 parece ser continuación de Isaías 10: 34. Son profecías contra Asiria. Las palabras “quebrantaré al asirio en mi tierra” de Isaías 14:25 tienen lugar en Isaías 37, en el 701 a.C. (Senaquerib reinó entre el 705 y el 681)[7]

FILISTEA


o   Isaías 14:28 se refiere al año en que murió el rey Acaz (715 aC).[8] Tiglat-pileser, rey de Asiria había muerto un año antes.[9]
o   Filistea no debía de alegrarse. Había enviado mensajeros a Ezequías conminándolo a una rebelión contra Asiria, pero el descanso del azote asirio sería temporal para Filistea. Sería finalmente destruida. Israel confiaría solo en Dios.
o   Símbolo de la culebra. Para Halley puede ser Tiglat-pileser, que había tomado varias ciudades filisteas.[10] Para Daniel Carro y col. puede ser Acaz.[11]
o   Símbolo del áspid. Para Halley pueden ser Sargón y su hijo Senaquerib, que terminaron por destruir filistea. Para Daniel Carro y col. puede ser Ezequías, sucesor de Acaz
o   Símbolo de la serpiente voladora. Para D. Carro puede ser Sargon, rey de Asiria.

MOAB


o   A diferencia de las profecías pronunciadas contra otras naciones vecinas las relacionadas con Moab en 15:5 y 16:11, tienen una carga de compasión.  Moab había buscado refugio en tierra de Judá (Is. 16:1). Habían participado a través de Ruth en la casa de David.

SIRIA


o   Isaías 17:1-14. La alianza entre Siria e Israel fue un fracaso.  Tiglat-pileser tomó Damasco y la parte norte de Israel en 732 aC. Sargón invadió Samaria y deportó a su población en 722 aC.[12]
o   Isaías 17:14 se refiere a 37:36, a la devastación que hace el Ángel de Jehová del campamento asirio.

ETIOPÍA-EGIPTO


Isaías 20:1: “En el año que vino el Tartán a Asdod, cuando lo envió Sargón rey de Asiria, y peleó contra Asdod y la tomó “. Tartán era un general asirio, del rey Sargón.[13] No era un nombre oficial sino un título equivalente a comandante en jefe.[14] Asdod era una ciudad filistea; tomarla era estratégico para los asirios en su propósito de avanzar a Egipto.[15]

EDOM


Edom es Duma.[16]

ARABIA


Sargón invadió Arabia en el 716 aC.[17]

TIRO


La tierra de Quitim está en Chipre.[18]



[1] Henry H. Halley, Compendio Manual de la Biblia, s.l: Editorial Moody, Decimonovena edición. s.f., p. 262.
[2] Charles Caldwell Ryrie. Biblia de Estudio Ampliada. Grand Rapid, Michigan. Editorial, 2011, p. 695.
[3] Daniel Carro y col. Comentario Bíblico Mundo Hispano, Isaías, tomo X, El Paso, Texas, 1993, p. 73.
[4] Finnis Jenning Dake. Biblia de referencia Dake. Nashville, Tennessee, Grupo Nelson, 2017, p. 1360.
[5] Ryrie, Ibíd., p. 700.
[6] F. J. Dake. Ibíd., p. 1283.
[7] Simo Parpola. El asesinato de Senaquerib”, 681 A.C. http://anabasis-historica.blogspot.com/2012/10/el-asesinato-de-senaquerib-681-ac.html Publicado el 10 de octubre de 2012. Accedido el 15 de mayo de 2019, 5:46 PM.
[8] Ryrie, Ibíd., p. 697.
[9] Halley, Ibíd., p. 263.
[10] Halley, Ibíd., p. 263.
[11] D. Carro, Ibíd., p. 76.
[12] Ryrie, Ibíd., p. 698.
[13] Ryrie, Ibíd, p. 700.
[14] Halley, Ibíd., p. 264.
[15] D. Carro, pp. 85, 86.
[16] Ryrie, Ibíd., p. 700.
[17] Halley, Ibíd., p. 264.
[18] Ryrie, Ibíd., p. 701.

miércoles, 8 de mayo de 2019

Acerca de la ancianidad

Consideraciones generales


       La Biblia no define la ancianidad como una deplorable calamidad; resalta de hecho su belleza, cuando dice: “…la hermosura de los ancianos es su vejez” (Pr. 20:29b). La ancianidad es un proceso gradual, natural e inevitable. No existe un criterio uniforme respecto a cuándo comienza; el límite acordado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 60 años.[1]
     La población mundial está envejeciendo aceleradamente. Según estadísticas de la Organización Mundial para la Salud (OMS), entre 2000 y 2050, la proporción de personas mayores de 60 años habrá crecido de 605 millones a 2000 millones,[2] por lo tanto al tema de la consejería bíblica en la ancianidad habrá que prestarle cada vez mayor atención.
      Esta edad se caracteriza por cambios en todos los órdenes: físico, psicológico y social.

o   Físico. En la medida que la persona envejece aumentan las posibilidades de enfermarse. El sistema de alimentación cambia, y debe ser más sencillo, los movimientos se hacen más lentos, disminuye la percepción auditiva y visual. “Y los ojos de Israel estaban tan agravados por la vejez que no podía ver” (Gn. 48:10a). Pueden aparecer incontinencias, y las fuerzas en general disminuyen. El salmista oró, mientras escribía: “No me deseches en el tiempo de la vejez; cuando mi fuerza se acabare, no me desampares” (Sal. 71:9).

o   Psicológico. Disminuye la autoestima. Se sienten los efectos evidentes de la pérdida de memoria. La consciencia de la muerte es cada vez mayor. Se agolpan en la memoria las metas que no pudieron lograr. Con frecuencia los silentes autorreproches les llevan a la depresión. Ésta se refuerza por el aislamiento y la soledad.
La salud es la segunda gran preocupación de los ancianos, después de la económica. Al respecto tienen la presión psicológica de sentirse una carga para la familia.

o   Social. Es la edad del retiro laboral, y de las largas estancias en casa.[3]

Consejería bíblica y pastoral


       Hay consejos generales que se deben tener presentes porque son muy útiles con relación a los ancianos.

Para el anciano

1.    En la Biblia aparece más de una vez la expresión: “buena vejez”. Dios dijo a Abram: “Y tú vendrás a tus padres en paz, y serás sepultado en buena vejez” (Gn. 15:15); los mismos términos aparecen para referirse a Gedeón: “Y murió Gedeón hijo de Joás en buena vejez” (Jue. 8:32a). La ancianidad es una edad para vivir y disfrutar de las bendiciones propias de ella, entre las que resalta la sabiduría: “Escucha el consejo, y recibe la corrección, para que seas sabio en tu vejez” (Pr. 19:20). Por avanzada que sea la edad la persona puede ser sorprendida por descubrimientos. Acerca de esto Rick Warren afirma:

Usted tiene decenas de habilidades y dones ocultos que no sabe que tiene porque nunca ha intentado usarlos. Por tanto, lo animo a que trate de hacer cosas que nunca ha hecho. No importa su edad, lo insto a que nunca deje de experimentar. He conocido a muchas personas que descubrieron sus talentos ocultos en sus setentas y en sus ochentas. Conozco a una mujer en sus noventas que corre y gana carreras de 10,000 metros y no descubrió que le gustaba correr ¡hasta que tenía setenta y ocho![4]

Winston Churchill (1884-1965), el célebre primer ministro británico logró llegar a tan elevada posición, en 1940, a los 66 años. Ganó el Premio Nobel de Literatura en 1953, con 79 años. Wolfgang Von Goethe (1779-1832) publicó su Fausto cuando tenía 80.[5] Ronald Reagan asumió la presidencia de los Estados Unidos con 69 años; Donald Trump con 70.[6] Es inspirador.

2. No hay límites de vida para las experiencias con Dios. El ya citado Rick Warren agregó una gran verdad: “No importa qué edad tenga, el resto de su vida puede ser el mejor de su vida…”[7] Ancianos como Abraham, Moisés, Josué o Simeón tuvieron las más sobrecogedoras revelaciones y fueron usados como nunca en edades avanzadas de la vida.

3.  Deben hacerse dos acciones planificadas para llegar a ella; la previsión económica del retiro es una, en lo que se refiere a economía; la otra es la educación en la fe cristiana de los hijos, de modo que estos sean un bálsamo en esa edad donde ya no hay fuerzas para enfrentar problemas. Nada más triste que un anciano en una gendarmería intercediendo por un hijo alcohólico o drogadicto, que acrecienta con su desorden las crisis propias de la ancianidad. En este orden de cosas toda persona debe preparar la ancianidad propia planificando adecuadamente un orden familiar cristiano, ético, seguro y responsable, que le permita disfrutar esa maravillosa edad con todas las garantías.

Para la familia

1.  Los ancianos se desorientan con facilidad, con el gravamen de que el esfuerzo de adaptación a los cambios es un desgaste considerable en ellos y resulta peligroso para el equilibrio mental. No le cambie los muebles de posición. Deje cada cosa en el mismo lugar, sus útiles de baño, lámparas, ropas, el anciano debe encontrar las cosas con facilidad. En el cuarto del anciano todo debe ordenarse en función de que éste tenga comodidad, seguridad y movilidad. La dependencia genera frustración, impotencia, y le quita calidad de vida. Esta combinación de experiencias le lleva al aislamiento, la depresión y la enfermedad. Un ambiente correctamente adaptado le permite al anciano valerse por sí mismo elevando su independencia, y con ello su autoestima y dignidad.[8]

2.      A veces el empobrecimiento sensorial auditivo hace que las personas que están en su entorno les hablen poco, y si algo necesita un anciano es hablar. Hay, de hecho, una expresión en el refranero popular que dice: “Los niños gustan oír las historia, los jóvenes hacerlas, y los ancianos contarlas”. Paciencia, familia: a veces el anciano cuenta una y otra vez la misma historia; eso es verdad, pero bien vale la pena de vez en cuando consultar a un anciano acerca de sucesos del pasado, de modo que cuente aquella lejana historia. Obsérvelo entonces; le verá feliz.

3.  El anciano se siente una carga familiar. Tenga cuidado con ese tema de conversación, aunque se esté refiriendo a otra persona.

4. Nunca le reproche los errores del pasado. El anciano los tiene muy presentes y ese recuerdo suele ser un camino seguro hacia la depresión. Ésta última tiene un efecto inmunosupresor, y el anciano tiene por su edad las defensas inmunológicas comprometidas.

5. Demoran en comprender. Debe hablárseles con calma y respetar el período de latencia que necesitan para asimilar la idea escuchada.

6.  No use sedantes si no es bajo prescripción médica. Medicamentos como el diazepam deprimen al anciano, y pueden producirle ideas de suicidio.

7.  Si por una necesidad mayor el anciano debe medicarse existen frascos que se confeccionan con facilidad para abrirse. Pueden confundir los medicamentos; lo ideal es dejar cuidadosamente separada la dosis de cada horario.

8.  La idea de la muerte está presente con frecuencia en el anciano. Debe tratarse con tacto el tema cuando se hable delante de ellos acerca de la partida a la eternidad de otra persona.[9]




[1] World Health Organization, “Proposed working definition of an older person in Africa for the MDS Project”, https://www.who.int/healthinfo/survey/ageingdefnolder/en/ Accedido el 6 de febrero de 2019, 6:17 PM.
[2] Marina Acera. Deustosalud. “Conociendo las etapas de la tercera edad”. https://www.deustosalud.com/blog/teleasistencia-dependencia/conociendo-etapas-tercera-edad Accedido el 6 de febrero de 2019, 5:50 PM.
[3] Marina Acera. Deustosalud. “Características de la tercera edad: ¿cómo son nuestros mayores?”. Accedido el 6 de febrero de 2019, 6:36 PM.https://www.deustosalud.com/blog/teleasistencia-dependencia/caracteristicas-tercera-edad
[4] Rick Warren, Una vida con propósito, p. 203.
[5] S.a, Europapress/sociedad, “Siete personajes famosos que alcanzaron el éxito siendo ya mayores”, https://www.europapress.es/sociedad/noticia-siete-personajes-famosos-alcanzaron-exito-siendo-ya-mayores-20141001144748.html Accedido el 6 de febrero de 2019, 8:35 PM.
[6] Marcia Facundo, Política ya, “En fotos: los diez presidentes más viejos de los Estados Unidos”, https://politicaya.com/2016/12/04/en-fotos-los-10-presidentes-mas-viejos-de-estados-unidos/ Accedido el 6 de febrero de 2019, 8:35 PM.
[7] Ibíd., p. 251.
[8] María Arámbulo Langeneker, Gerontología. Adaptación del hábitat del anciano, “Adaptación del hábitat del anciano”, https://www.monografias.com/trabajos16/habitat-del-anciano/habitat-del-anciano.shtml Accedido el 6 de febrero de 2019, 5:25 PM.
[9] Miguel Ángel Valdes Mier, “Conferencias de psiquiatría gerontológica”, Congreso de Medicina Interna, Palacio de las Convenciones, La Habana, 1992.

Entradas