Translate

jueves, 5 de septiembre de 2019

Manuel Cruz Vasconcellos (1923-1986). Un evangelista de poder

Manuel Cruz Vasconcellos (1923-1986)
Imagen tomada de los Archivos personales del autor

En él brilló una de las luces más altas del evangelio pentecostal cubano. Nació el 17 de mayo de 1923. Se unió en la historia a su esposa, Yolanda García Payares, el 19 de octubre de 1949, y siempre vivieron en la calle Jaime Noguera No. 169, e/ Julio Sanguily y Tomás Betancourt, La Vigía, Camagüey, Cuba (1).
Entre el jueves 4 y el domingo 28 de enero de 1951, el evangelista internacional norteamericano Tommy Lee Osborn, con 27 años para entonces, ministró en una gran campaña evangélica que tuvo por sede el estadio privado “La Guarina”, de la ciudad cubana de Camagüey, frente a la actual terminal de ómnibus. Aquel evento devino en un acontecimiento multitudinario. La provincia toda convulsionó. El matrimonio Vasconcellos acudió a esta magna actividad, y cuenta Yolanda García que su esposo pidió a Dios que, si Él existía, le ayudara a vencer su inveterado alcoholismo. Para sorpresa de Yolanda, de los vecinos, compañeros de trabajo y amigos, ese mismo día dejó de tomar.  Nunca más probó una bebida alcohólica. Acababa de conocer Manuel Cruz Vasconcellos el evangelio del poder de Jesucristo, aquel del que predicaría el resto de su vida con tanta fuerza y amor.
En La Antorcha Pentecostal, correspondiente al No. 4 de mayo de 1956, se le reporta en una importante campaña evangélica, uniendo fuerzas a José Trenhs en Victoria de las Tunas. Ambos procedían de la Iglesia central de Camagüey (2). Éste último sería su compañero de ministerio, con quien se movería por toda Cuba.
En la XXVI Convención Nacional de la Iglesia Evangélica Pentecostal en Cuba (Asambleas de Dios) celebrada en la Ciudad de Holguín, entre los días domingo 20 y sábado 26 de junio de 1965 (3) aparece integrando la comisión de ayuda a ministros (4).
Ministerialmente fue un evangelista del Cuerpo de Cristo de las Asambleas de Dios. Se le recuerda por su manera dinámica de predicar y correr sobre los bancos. La inolvidable Mireya González Núñez recibió el bautismo en el Espíritu Santo en 1971, en el contexto de una campaña que realizaron simultáneamente Dagoberto Janes, Leovigildo Cuellar y los inolvidables José Trenhs y Manuel Cruz Vasconcellos. Ella recuerda: “Vasconcellos se lanzaba de la plataforma con la Biblia abierta, y se subía en un banco gritando ‘¡Jesucristo está aquí!’ Era un clima de ardiente fe. Los aires se cargaban con la presencia de Dios” (5). Cuenta Yolanda García que su esposo “fue un hombre llamado con una devoción especial”; “veía entrar y salir los ángeles de su casa” (1).
A mediados de 1977 se reporta Vasconcellos realizando una importante campaña en el Templo de Santiago de Cuba con José Trenhs. Quince personas recibieron el bautismo del Espíritu Santo, teniendo lugar, a un tiempo, innumerables sanidades (6). 
Trabajaba Vasconcellos en los ferrocarriles, en la tramitación de nóminas de pago. Al llegar a casa se encerraba en un cuarto donde tenía lugar su activa y asombrosamente prolongada vida devocional. Esa era su rutina de vida, cuando no estaba envuelto en viajes y campañas evangélicas.
Su hijo, Daniel Cruz García, nació el 1 de febrero de 1966; fue alumno del Rev. Bernardo de Quesada Salomón, de la asignatura Microbiología, mientras estudiaba ingeniería agrónoma en Tunas entre los años 1990-1991 (1).
Partió Manuel Cruz Vasconcellos para estar con el Señor el 21 de junio 1986. El día antes despidió a su hijo frente a la puerta de la sala, le movió la mano y, ya en la calle, le dijo “¡Trae un 5 grande! Esa misma madrugada se fue al descanso eterno dejando un inspirador legado (1).
Recuerdo el anuncio de su partida a la eternidad, en una confraternidad presbiterial, en el Templo de Infanta y Santa Marta, en La Habana. Acerca de él comentaba el Rev. Dagoberto Jane, desde el púlpito: “Vasconcellos llevaba meses orando ininterrumpidamente ocho horas diarias” (7). Ese fue, sin dudas, el secreto de la alta efectividad que tuvieron sus campañas, y que le hacen recordar como a una de las figuras más destacadas del evangelismo pentecostal cubano.

______________

(1) Yolanda García Payares. Entrevistada por: Rev. Bernardo de Quesada Salomón.  26 de noviembre de 2015. Camagüey. Cuba.
(2) Kerry González Pérez, “Noticias de las Iglesias”, La Antorcha Pentecostal, No. 4, mayo de 1956, p. 8. Archivos de Historia. Asambleas de Dios. Cuba.
(3) Archivos de Historia. Asambleas de Dios. Cuba.
(4) Octavio Ríos. Historia de las Asambleas de Dios en Cuba. T. II. Middletown, DE., p. 348.
(5) Octavio Ríos. “Mireya González Núñez. Una vida de servicio”. Historia de las Asambleas de Dios en Cuba.  https://historiaiglesiablog.blogspot.com/2018/07/mireya-gonzalez-nunez-una-vida-de.html Accedido el 18 de agosto de 2019, 9:38 PM.
(6) Alvio García. “Noticias de aquí y de allá. Presbiterio Oriente central”, La Antorcha Pentecostal, julio-septiembre de 1977. Archivos de Historia. Asambleas de Dios. Cuba, p. 10.
(7) Memorias del autor.

1 comentario:

  1. Wow lindo recuerdos . Historias de poder yo era pequeña pero recuerdo cuando el administraba y hasta por encima de las bancas. Caminaba. Pero se movía en el poder sonatural del espiritu santo y las señales y milagros . La salvación de las almas eran caracterizticas peculiares de su ministerio' como olvidarlo aún pequeña fui ministrada atravez de su vida.

    ResponderEliminar

Entradas